¿Por qué un Bono Gaditano?

Porque en Cádiz hay más de 2.000 familias que reciben ayuda del Ayuntamiento cada año para pagar su recibo energético. La pobreza energética es una realidad lamentable que queremos combatir. Estas familias, por tener la luz contratada con Eléctrica de Cádiz, no pueden acceder al bono social que está en marcha desde 2009 y que es la única ayuda que a nivel estatal en materia de pobreza energética.

¿Por qué? Porque Cádiz tiene la peculiaridad de disponer de una empresa semipública de electricidad que, debido a la regulación estatal no puede facilitar el bono social que existe, porque sólo pueden hacerlo las conocidas como «comercializadoras de referencia», que son las empresas del oligopolio y tres más. El resto de empresas de electricidad, más de 700 no pueden darlo, aunque todas ellas lo tienen que financiar. Esto deja fuera del bono social al 80% de las familias de la ciudad.

Para tener acceso al bono social estatal hay que contratar la luz con el oligopolio y esto supone que el 55% de los beneficios que genera la factura eléctrica se vayan de la ciudad, en lugar de reinvertirse en Cádiz.

Eléctrica de Cádiz ha estudiado la posibilidad de convertirse en comercializadora de referencia para dar el bono estatal, pero ha desestimado esta posibilidad porque, aunque legalmente cumple los requisitos, este hecho reduciría sus ingresos y aumentaría sus gastos, poniéndose en peligro la viabilidad de la empresa.

Por ello, desde el Gobierno municipal se ha solicitado al Ministerio de Transición Ecológica, del que depende la competencia Energía, que cambie la regulación para que todas las comercializadoras que lo deseen puedan facilitar el bono estatal.

Sin embargo, de momento, la situación sigue igual y las familias necesitan esta ayuda. En Cádiz hay un bono social aprobado en Eléctrica de Cádiz que se podría poner en marcha mañana si el Partido Popular firmara los convenios y dejara de boicotear.